Topes

Los topes normalmente se caracterizan porque el cliente los puede personalizar seleccionando todos y cada uno de los detalles que los componen: desde la altura y la longitud del tapete hasta el material que se utiliza en la base, el cual por ejemplo en caso de ser de goma puede ayudar a que el tapete no se mueva de su sitio cuando lo pisen muchas personas a lo largo del día (en el caso de los comercios al día pueden pasar cientos de personas por el mismo sitio, así que hay que tenerlo muy en cuenta).
 topes laminados de andén, ideales para rampas
Lo más habitual en los comercios a la hora de llamar la atención a los viandantes que pasan por delante del local suele ser usar llamativos letreros o colores chillones en la fachada que realmente a día de hoy están completamente desfasados ya que en estos tiempos las personas ya no se fijan en cosas tan evidentes; en cambio, los felpudos y los tapetes suelen tener muy buena aceptación en el sentido de que llaman mucho la atención consiguiendo que la gente entre en el negocio al sentirse “llamada” por su decoración exterior.

Un tapete, por ejemplo, resulta casi imprescindible en aquellos comercios que tengan mucha competencia a su alrededor. En una calle céntrica repleta de tiendas del mismo sector no hay forma de convencer a la gente de lo buena que es una tienda antes de que entren en ella, de modo que hay que atraerles mediante este tipo de “trucos” de decoración que tan bien funcionan a día de hoy.

Foto: https://topesdehule.com/tope-para-anden-de-carga/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las llaves y sus usos

Requisitos para estudiar un grado universitario en Estados Unidos