LAS BONDADES DE LOS ALIMENTOS CONGELADOS Y SUS NUTRIENTES


La  incesante búsqueda de mejorar las técnicas de conservación de los alimentos, a través, de la congelación ha logrado el incremento de  procesos que garanticen al consumidor un mayor control de higiene, calidad y seguridad de nutrientes en los alimentos. Para nadie es un secreto que este tipo de conservación salvaguarda los valores nutritivos de los alimentos y detiene el proceso de descomposición ocasionado por los microorganismos patógenos que proliferan cuando los alimentos están en un ambiente natural, teniendo el cuidado de no romper la cadena de frío para conservar sus cualidades organolépticas.

paquete nuggets de pollo congelados Por supuesto que hay que considerar que este proceso de descomposición no se detiene por completo solo se desacelera, es decir es más lento, por lo tanto tiene igualmente su fecha de expiración o vencimiento. En este sentido n o debemos apartar de nuestro entender que al estar congelado no se va a dañar un alimento, se descompone pero más lento, por lo tanto debemos de tener un control de fechas de cuando se colocó un alimento en el congelador y utilizar el de fechas más antiguas. Cabe destacar que el tamaño y la temperatura del congelador son importantes debido a que los alimentos deben almacenarse en función de su capacidad instalada, de lo contrario  los productos no se congelan de forma adecuada.  

Uno de los nutrientes más vulnerables a la pérdida de su calidad es la vitamina C, que encontramos en las frutas rojas, como el tomate, la fresa, la mora, entre otras.  Al contrario de las carnes rojas que conservan sus nutrientes en su totalidad, la única manera que los nutrientes de los alimentos  disminuyan durante su almacenado, es que el la técnica de congelación sea interrumpida con algún tipo de variación.

Si bien la técnica de congelar los alimentos es de cuidado, se puede decir que el proceso contrario debe ser aún de mayor cuidado. Lo ideal es que el mismo se haga de manera muy lenta para que el rompimiento de la cadena de frío sea brusco y contamine el alimento, por lo tanto lo ideal es colocarlo con anterioridad en la parte de la nevera y no a temperatura ambiente, aunque hay ciertos alimentos que se pueden llevar directamente del congelador al  agua hirviendo para su cocción, tal como lo son mariscos, las verduras y las hortalizas. Hay que tener  bien claro que al descongelar cualquier alimento es porque lo vamos a consumir de una vez, evitar descongelar para congelar luego, ya que se frescura y apariencia se deteriora más rápido que un alimento fresco.


El proceso de congelación de alimentos trae una serie de beneficios relacionados con la higiene, ya que su descomposición natural es más lenta,  el valor nutritivo, porque no es necesario el uso de conservantes químico, su frescura, porque conserva cualidades organolépticas, la comodidad, porque se tiene a la mano en el momento que es requerido, fuera de época, porque podemos tener un alimento fuera de la temporada del mismo y económico porque podemos comprarlo cuando baja su precio y conservarlo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las llaves y sus usos

Topes

Requisitos para estudiar un grado universitario en Estados Unidos