Causas de despido laboral.

 El despido no es más que la suspensión laboral de un trabajador en una empresa, esta palabra se utiliza en el momento que es destitución de un cargo laboral a una persona. Existen muchísimas causas que permiten el origen de un despido a un trabajador o lo que es lo mismo el cesé de sus funciones en una empresa determinada, dentro de las cuales se pueden mencionar las siguientes: cierre de la empresa por problemas económicos, culminación del contrato laboral patrón-empleado, vencimiento del tiempo establecido para culminar una obra, por iniciativa del trabajador, anulación del contrato por causa justificada bien sea por parte del empleado a por parte del empleador, la violación o incumplimiento de las responsabilidades y obligaciones del trabajador, siempre y cuando sean injustificadas, incumplimiento de pagos y un sin fin de causas y razones más permiten la suspensión de la actividad laboral.

 Para poder realizar un despido bien sea justificado o no, se debe proceder a realizarlo de manera formal a través de una comunicación escrita o carta como instrumento administrativo utilizado por la empresa para realizar este tipo de funciones, en la misma debe ir escrito la fecha en la que el trabajador debe apartarse de su cargo dentro de la organización y la causa por la cual fue despedido de la misma.

 En algunos casos las incapacidades del trabajador de realizar cualquier labor como por ejemplo: no posee licencia de conducir la cual es un requisito necesario para permanecer en la empresa, no posee título específico para realizar una labor puntual en el ejercicio de una profesión, estar suspendido por algún órgano competente para el desarrollo profesional, es decir que su título de profesión se encuentre inhabilitado. En ocasiones cuando la organización realiza avances tecnológicos y el trabajador se niega a adaptarse a los mismos.

Faltas continuas o inasistencia a su zona de trabajo. En algunos casos existe el acuerdo entre el trabajador y el empleador de culminar el contrato laboral y esto origina o la suspensión laboral. En este sentido es importante señalar que según las leyes laborales o estatus laborales existen dos causas de despido

 El despido objetivo, es el que se hace por una causa inadecuada al trabajador o simplemente que no se tenga una razón justificada para el mismo, para ello este trabajador debe ser indemnizado por daños y perjuicios El despido disciplinario, es aquel que la culpa o causa de despido recae netamente sobre el trabajador y no existe ningún tipo de indemnización. Cabe mencionar que dicho trabajador indiferentemente de la causa tiene derecho a refutar ese despido disponiendo de un plazo de 20 días hábiles después de la acción de suspensión laboral (ver normativa actual o consultar un abogado).

A pesar de todas las causas que se mencionaron anteriormente el despido en España es casi autónomo, es decir cualquier empresa tiene la facultad de disolver cualquier contrato laboral con un trabajador aun sin causa o razón justificada siempre y cuando le cancele la indemnización que le corresponde legalmente. En el caso que una mujer trabajadora encuentra en estado de gravidez no podrá ser despedida de su cargo por ninguna razón ni justificada y sin justificar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las llaves y sus usos

Topes

Requisitos para estudiar un grado universitario en Estados Unidos